Bye-bye Diciembre 2016

acabados-diciembre-destacada

–Vais a alucinar, no hago un acabados desde Julio y tengo 4 cosas mal contadas. Y es que me alucina la gente que es capaz de acabar con tantos productos al mes y sin problemas… Yo soy completamente incapaz… No sé si es que uso muy poca cantidad de producto, que cambio de producto a menudo para probar otras cosas o qué pasa, pero tengo 3 cosas mal contadas. Además, la lié y la última vez que hice unos acabados no tiré todos los envases y volví a fotografiarlos con más cosas y tiré los envases… cuando iba a escribir el post vi que había cosas repetidas y fui cuando me di cuenta, demasiado tarde… Así que he fotografiado los últimos, pero hay cosas que he acabado de que no vais a ver… ¿Queréis verlas ahora que ha acabado el año y hacemos balance de todo?

Acabados Diciembre 2016

No voy a separarlos en grupos porque básicamente hay productos de cuidado facial, así que sería tontería…

acabados-diciembre

Anticelulítico de Biotherm Celluli Eraser

Ya estoy usando otro porque el anticelulítico no se usa solo en verano, eso es un gran error. La guerra (porque es una guerra) contra la celulitis dura todo el año si queremos que ver en verano que hemos ganado la batalla. Ya sabéis que yo combino 2 anticelulíticos durante el año: el Celluli Eraser de Biotherm en otoño-invierno y el Advanced Body Creator de Shiseido en primavera-verano. Como casi todos los anticelulíticos tiene un estupendo efecto flash tensor que hace que en un momento nos veamos la piel más tersa. Con un efecto continuado los hoyitos de la celulitis se difuminan, si bien nunca llegan a desaparecer.

¿Repetiré con él? Sin lugar a dudas, se ha ganado un lugar destacado al lado de Advanced Body Creator.

Hidratante corporal Honey Touch de Rituals

No sé cómo llegó a mi vida, supongo que con alguna revista tipo Glamour que hacen colaboraciones periódicas con Rituals (y que os recomiendo aprovechar muchísimo). La verdad es que ha sido una víctima del gimnasio porque el tamaño era ideal para llevarlo. Al principio no me acostumbraba demasiado al olor, muy dulzón, pero poco a poco me ha ido conquistando. Deja la piel súper suave y la hidratación es más que correcta. Cuesta un poco que se absorba, pero ya sabéis que yo adoro estas hidratantes que se tienen que trabajar porque me obligan a masajear la piel (y además, creo que hidratan mucho más).

¿Repetiré? Tal vez si la veo con alguna revista, tengo miles de hidratantes abiertas y las cajitas mensuales son una fuente inagotable de ellas.

Number 4 Super Comb Prep and Protect – Protector y Preparador

Llegó en una Birchbox, cuando aún estaba suscrita, pero se fue al gimnasio y durante bastante tiempo pasó sin pena ni gloria. No sé qué obsesión tienen las empresas de las cajitas en dar dos millones de productos para el pelo (aceites, geles post ducha, protectores térmicos…) y yo no tengo ni la rutina de ponerle tantas cosas al pelo ni me lo lavo taaaan frecuentemente como para usarlo todo. De hecho, lo vistéis en el post de Qué hay en mi bolsa de gimnasio (que tengo que actualizar un día) y ya os dije que me gustaba. La verdad es que hace más fácil el desenredarlo y yo sigo sin usar acondicionador en el gimnasio porque esas duchas son muerte y destrucción y con tan poca presión de agua parece que nunca te sacas el producto de la cabeza…

¿Repetiré? De momento no, aunque tengo que decir que lo echo de menos un poquito…

Vale… y con esto pasamos a la cara

Moisturizing Peeling de Naobay

Este exfoliante en su momento no me entusiasmó, pero ahora lo echo de menos. Es un exfoliante súper suave, demasiado para mi gusto, y al mismo tiempo muy hidratante. ¿Cómo puede ser que os diga esto y al mismo tiempo que lo echo de menos? Pues, porque ahora mi piel lleva una larga temporada ultra reactiva, haciendo todos los granitos que no hizo en la adolescencia, seca, con pellejitos y odiando cualquier exfoliación que le haga… Vamos, todo un cuadro. En situaciones así creo que podría irme muy bien, pero de normal me parecía que era un producto que no me hacía más bien nada…

¿Repetiré? No lo creo, pero me iría bien tener una mini talla para situaciones así.

Crema de día de Thermaliv

Otra víctima del gimnasio y que ha pasado sin pena ni gloria. No es muy hidratante, y además si le pones demasiada cantidad hace bolitas. Después de tenerla un tiempo abierta me salieron como una bolitas tipo plástico que no sé qué eran… y dejé de usarla. Está bien porque es calmante, pero a nivel de hidratación… bah, nada del otro mundo.

¿Repetiré? No lo creo.

Antiaging Serum de Crea-m

Una mañana, sin previo aviso, se acabó. No hizo como casi todos los productos de pump eso que te escupen los restos y tienes que hacer mil pumps para conseguir una cantidad decente. Así que, de golpe, sin prepararme para eso, murió… y yo me quedé esa mañana con una cara estupefacta porque no me lo esperaba. Ya sabéis que siempre digo que me cuesta horrores acabar productos (y que si hiciera caso a las fechas de caducidad, tendría que tirarlos todos a medias), pues este me duro lo que se suponía que tenía que durar y no me lo esperaba. Además al ser un evase opaco completamente tampoco lo ví y me entristecí porque el Antiaging Serum era un producto que me gustaba mucho. Usando una cantidad moderada daba un efecto flash tensor ideal para las mañanas. Con una cantidad excesiva, te quedaba la cara pegajosa, pero eso es no saber usar el producto.

¿Repetiré? Muy posiblemente sí, pero ahora estoy en contención de gastos y no lo he repuesto.

Mascarilla I’m Real de Tony Moly

Vino en una Guapabox creo y es que yo no he comprado nunca mascarilla facial de tipo tejido nunca. Y es que creo que se desaprovecha mucho producto además que no creo que sean muy responsables ecológicamente hablando. Sobre el producto, yo tendré la cara pequeña, pero me molestaba en todos lados. Los agujeros de los ojos me quedaban bajos, los de la nariz también y los de la boca, ¿lo adivináis? también bajos. Y no, no me la había puesto demasiado abajo, porque ya la tenía en el pelo… es que son GRANDES. No me relajo con ellas, me pongo cada vez más nerviosa porque me molestan, noto el producto escurriéndose, además que se me tensa el cuello de tener poses raras para evitar que se me caigan… No, no y no… no son para mi. Además, que tampoco noté una gran diferencia en mi piel.

¿Repetiré? No, a no ser que me venga en una cajita.

Y con esto, ya hemos acabado con esta tanda de acabados, valga la redundancia. Así que ¡feliz 2017! y que venga bien cargado de productos para cuidar la piel, el rostro, el pelo, toneladas de maquillaje y sobretodo mucha salud y suerte.

Puede que te interese...

Deja tu comentario