Serendipity de Lush, un sueño de Lavanda

serendipity-lush-destacada

Ya sabéis que tengo un amor infinito a Lush aunque no siempre es todo de color de rosa. Buscando un sustituto a mi favoritísimo de Lush descubrí Serendipity y ahora siento otra vez amor infinito hacia Lush.

Serendipity de Lush

Ya os he contado alguna vez que mi piel es bastante especial y delicadilla así que el tema de jabones es un poco complicado. Como os dije cuando os hablé de Dreamwash no me recomiendan usar demasiado jabón (de hecho no se recomienda a nadie usar mucho jabón). Por lo que suelo buscar jabones que sean hidratantes (o que no resequen) y sean calmantes para la piel. Y aquí es donde entra en acción Serendipity.

Serendipity es un jabón al corte de Lush, es decir, en la tienda tienen unas barras grandotas y te cortan el trozo que quieras. El que tengo yo es pequeño porque pedí que me cortaran el trozo en 2 y uno se vino al gimnasio.

Desde Lush definen Serendipity como una nana de lavanda ya que uno de sus componentes es la lavanda que es relajante y ayuda a coinciliar el sueño. Ya habéis ido viendo en mi instagram que mi rutina de noche está llena de lavanda para tener dulces sueños.

No dejes tus sueños al azar y prueba esta nana de lavanda francesa y delicada camomila para los dulces sueños dorados. Cuando se acerca la hora de acostarse, confía en esta mezcla de hierbas relajantes y encuentra tu serendipia particular.

serendipity-lush

Cómo usar Serendipity

Es como usar un jabón de manos de los tradicionales, de hecho es una pastilla de jabón normal. Tenemos 2 opciones:

  1. Frotar la pastilla por el cuerpo directamente
  2. Crear espuma en nuestras manos y después enjabonarnos

Yo estoy dividida sobre qué forma de usarlo es más práctica. Yo solía usar la pastilla directamente, pero ahora que se ha gastado un poco (casi inapreciable) está empezando a salir la lavanda que lleva la pastilla en el recubrimiento y puede pinchar un poquito. Usando Serendipity debajo del agua crea bastante espuma, mucha más que si tenemos únicamente las manos húmedas.

En lo referente al olor, destaca mucho la lavanda y la camomila queda en un segundo plano, cosa que agradezco ya que no me entusiasma demasiado.

Aunque sea un jabón para “conciliar el sueño” yo lo uso a cualquier hora y salgo relajadísima de la ducha. Mi próximo capricho será buscar uno que me active por las mañanas y al tiempo cuida y mime mi piel.

Serendipity podéis encontrarlo en cualquier tienda de Lush o en su web y tiene un precio de 5,25€ por 100 gramos.

Puede que te interese...

Deja tu comentario