Addition Concentré Eclat de Clarins

Hoy os quiero hablar de un tipo de productos que me dan bastante pánico y que este año ha sido la primera vez que he usado: los autobronceadores. Y estoy encantada :)

hathawayorangeMTX_450x435-300x290

Siempre me ha dado bastante miedo convertirme en un doble de Giorgio Armani o Anne Hataway en la película Guerra de novias. Convertirnos en naranjito es el miedo más típico de las personas que de serie somos el doble de Casper. Reconozco que llevaba uno o dos años viendo este producto y lo había mirado en un par de tiendas así de reojo y pensaba… ¿tirará a naranja? ¿me convertiré en un conguito de la noche a la mañana? ¿se notará mucho?… Y mil preguntas más…

La realidad ha sido que es muuuuy discreto el resultado, pero claramente se nota porque por primera vez en siglos me dijeron un “¿has ido a la playa?” (que no sabéis cómo de feliz puede hacer esta pregunta). Yo me bronceo “fácilmente”, pero solo en la barriga y la espalda. Mi cara se mantiene siempre del mismo tono blanco nuclear.

¿Cómo he conseguido un poco de color este año?

Con el autobronceador de Clarins para el rostro, el Addition Concentré Eclat exactamente. Primero decir que tienen otro que es para el cuerpo. Seguramente se lo habréis visto a varias bloggers porque es un clásico en el mundo de los autobronceadores.

Este botecito pequeñito es súper fácil de usar y da un tono moreno muy sutil, pero ideal para las que somos muuy blanquitas. Realmente no sé si las personas que son morenas de piel subiran mucho de color.

clarins-addition-concentre-eclat-corps

¿Cómo se usa?

Mezclamos 3 gotitas del autobronceador con nuestra crema hidratante (mejor sí antes nos hemos limpiado la cara con un jabón un poco de exfoliante para quitar cualquier pielecita que puede arruinarnos el bronceado, yo uso el Angels on Bare Skin).

Lo repartimos por todo el rostro sin olvidarnos de bajarlo por el cuello, por la nuca, por las orejas… No nos podemos olvidar zonas si no queremos que nos pregunten qué nos ha pasado que estamos parecheados…

Las recomendaciones de la marca son usarlo de forma diaria con las 3 gotas hasta alcanzar el tono deseado y después usarlo con solo 2 gotas cada dos días para mantener el tono.

Resultados

Conseguiremos con paciencia un tono doradito muy natural. Tranquilas, no os convertiréis en Giorgio Armani ;) Yo, tras un par o tres de usos (y un poco de sol) no notaba ninguna diferencia hasta que una compañera de trabajo me dijo ¿has ido a la playa? ¡¡Creo que hacía siglos que no me pasaba esto!!

Estoy pensando en si hacerme con el de cuerpo para las piernas de cara a tenerlas “morenas” en setiembre cuando yo ya he perdido el poco color que cojo y aún llevo faldas sin medias (con las piernas en tono fantasmagórico no es la mejor combinación).

Estoy encantada con el Autobronceador de Clarins.

Tiene un precio de 25€ aproximadamente, aunque aprovechando las rebajas me salió por unos 18€.

¿Os animáis con él?

Puede que te interese...

1 comentario

Deja un comentario