La mejor ducha de mi vida

Tengo que decíroslo, el viernes me di la mejor ducha de mi vida. Si si, así de claro os lo afirmo. Llevaba una semana muy mala: mucho estrés, unas migrañas que no se acababan (ni acaban) de ir… El viernes mi cuerpo no podía más ni mental ni físicamente, así que me fuí a la Illa Diagonal para deleitarme con los olores de Lush y decidirme al fin a hacerme con un champú sólido (llevaban semanas las ventanas del Safari abiertas con opciones de champús de Lush). Me asesoraron súper bien, como siempre ☺️ Y se vinieron conmigo una mascarilla Jasmin&Henna Fluff-Eaze y el Oceánic con una latita para que esté bien guardadito.
En cuanto llegué a casa me fuí directa al baño a embadurnarme el pelo con la mascarilla (que se pone en seco durante 20 minutos), mientras pasaba el tiempo me apliqué la mascarilla facial hidratante de The Body Shop y ya pringada hasta arriba me dije… puestos a hacerlo, lo hacemos bien… Ya me embadurné el cuerpo con los barros del Mar Muerto que me trajeron mis padres de su último viaje.

Jasmine-and-Henna-mascarilla-500x500mascarilla-regeneradora-de-aloe-de-the-body-shop

(Antes que preguntéis: sí, estaba sola en casa y mejor porque llevaba unas pintas…)

Cuando se secaron los barros, mi pelo llevaba ya los 20 minutos embadurnados así que bajo la ducha fui aclarándome el barro (que parecía que no se acababa nunca) y las mascarillas. Estrené el Oceánic y me fascinó su olor y la cantidad de espuma que hace! Pensaba que al ser natural no haría casi y un poco más y muero bajo la espuma…

seanik ingredients hr
10111710_rituals_tao_tai_chi
Por si esto no hubiera sido suficientemente relajante estrené la espuma de Rituals que venía con la Glamour y realmente es como si te acariciaras con el jabón, una verdadera delicia.
Ya cuando salí del baño me aplique la mascarilla Pearl Brightening que venía en la Birchbox y me tumbé un ratito.
Entendéis que la considere la mejor ducha de mi vida, ¿verdad?

Puede que te interese...

2 comentarios

Deja un comentario