Aguaromántica: Mi primer pecado Lush

Aguaromantica-lush-3

Hoy os voy a hacer una confesión… nunca había comprado un producto de Lush. El año pasado probé una crema, aunque soy incapaz de recordar cuál, pero fue para un momento en qué mi piel estaba sufriendo… Ya os contaré ese desastre. Y con la muestra que me dieron muy amablemente fue suficiente, mi piel volvió a la normalidad y yo dejé de usar el único producto de Lush que tenía.

Siempre tenía el gusanillo de probar más en profundidad algún producto. Cada vez que paso por alguna de sus tiendas, me pierdo allí dentro… soy como una niña pequeña en una tienda de golosinas y ¡quiero probarlo todo! Finalmente, hace unos días me fui a la tienda que tiene Lush en la Illa Diagonal y cometí mi primer pecado Lush, pero… aún no lo he probado. Lo sé, no tengo remedio. No me gusta tener mil botes abiertos y que se me estropeen, así que tengo este pecadito de Lush para cuando se acabé el producto que estoy usando ahora.

Aguaromántica de Lush

Aguaromantica-lush

Mi primer pecado Lush ha sido el Aguaromántica, un tónico con aroma de rosas y lavanda… morí de amor en cuando lo olí. Tenía claro que quería un tónico ya que el que estoy usando ahora mismo de Shiseido no durará eternamente y quería probar alguno otro con un precio… correcto.

Ya sabéis que mi piel es un poco especial. Si la mimo se porta muy bien, pero es sensible con tendencia a deshidratarse y cuando eso pasa (por suerte ahora hace tiempo que no le pasa) me salen eccemas, irritaciones y rojeces… un panorama bastante desolador. Si llego al punto de las descamaciones me cuesta muchísimo que se recupere así que busco siempre productos hidratantes y calmantes.

El Aguaromántica está indicado para pieles sensibles y problemáticas gracias a la acción curativa y calmante de la lavanda y el agua de rosas que también tiene propiedades calmantes, suavizantes, cicatrizantes y además es reafirmante, que aún no me preocupa la firmeza de la piel del rostro, pero siempre es mejor prevenir que curar.

Aguaromantica-lush-2

Recomiendan usarla de forma diaria con un algodón o directamente vaporizándola en la cara. En cuando la pruebe, seréis los primeros en saber cómo me va.

Podéis comprarla en cualquier tienda Lush o en la web. Ah, y además me regalaron una muestra del champú sólido Karma.

¿Habéis probado alguna cosita de Lush? ¿Cómo os ha ido?

¡Feliz día a todos!

Puede que te interese...

Deja tu comentario