Mascarilla en gelatina: The birth of Venus – Lush

the birth of venus - lush

Lush es una marca de la que os he hablado bastante y es que, durante un tiempo, casi toda mi rutina era de ellos. Como me suele pasar, voy a fases y ahora estoy en la fase Kiehl’s, pero sigo usando cosas de Lush y probar productos nuevos como las mascarillas en gelatina. Hoy vamos a hablar de…

the birth of venus - lush

The birth of Venus de Lush

The birth of Venus es la única de las mascarillas en gelatinas de Lush que he probado y, al final, tampoco la estoy usando demasiado.

¿Qué tiene de especial?

Básicamente el formato. Es una gelatina que tenemos que trabajar con las manos antes de aplicarla. La verdad es que no me es especialmente cómoda. Creo que se pierde bastante producto mientas la trabajamos y al aplicarla me queda como grumosa.

¿Cómo usarla?

The birth of Venus de Lush se usa cogiendo un pedazo de la mascarilla y frotándola en las manos secas hasta convertirla en una pasta. Después aplicamos la mascarilla en la cara y esperamos entre 10-15 minutos. La mascarilla va secándose, pero no es como las de arcillas. Nunca se nota tirante. La retiramos con agua templada, yo me ayudo con una muselina o una esponja y ¡listos!

the birth of venus - lush - textura

Ingredientes

Infusión fresca de pétalos de rosa (Rosa centifolia), Caolín, Glicerina, Propylene Glycol, Agua Fresca de Mar, Talco, Extracto de Musgo de Irlanda (Chondrus crispus), Absoluto de Lavanda, Aceite de Camomila Azul (Matricaria chamomilla), Aceite de Olíbano (Boswellia carterii), Resina de Mirra (Commiphora myrrha), *Linalool, Perfume, CL 42090

Cómo se siente la piel

The birth of Venus de Lush es una mascarilla calmante y por eso la elegí. Ya he comentado alguna vez que Lush suele hacer productos que me parecen más adecuados para pieles grasas o mixtas y la mía es bastante seca.

El aceite de lavanda calma y los pétalos de rosa alivian y equilibran. La verdad es que mi piel se siente bastante confortable después de usarla, cómo relajada. Aunque las zonas más secas de mi cara, como mejillas, las siento un poco tirantes. Posiblemente, la siga usando para hacer multimasking con otra mascarilla más hidratante para las mejillas.

Veredicto

¿Volvería a comprarla? Sinceramente, no. No me disgusta, pero el formato gelatina no me ha conquistado demasiado, creo que pierdo producto mientras la trabajo en las manos. Pensaba que sería más cómoda de usar.

Podéis comprarla en las tiendas de Lush o su página web por 8,95€.

the birth of venus - lush


Posts de otros blogs que pueden interesaros

Puede que te interese...

Deja tu comentario

2 comentarios

    1. Creo que no ha sido la mejor “invención” de Lush… pero me da que va por la política de productos “desnudos” y acabaremos con mascarillas sólidas que se tendrán que trabajar para usar. De momento, me parecen poco ecológicas porque pierdo demasiado producto trabajándolas… ¡besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.