Tratamiento Total Spring de Schrammek

Hace unos días me invitaron a probar un tratamiento facial y a hablar de él en el blog. Primero de todo recordar que cada piel es única y que siempre os hablo desde la experiencia de mi piel sensible, reactiva y últimamente deshidratada (pronto os contaré cómo intento que deje de estar deshidratada) y que si vuestra piel cambia o se siente extraña lo mejor siempre es ir al dermatólogo. Hecho el aviso… vamos allá!

El miércoles fui a Backstage BCN dispuesta a probar un tratamiento facial, que de cara a la primavera siempre sienta bien para despertar la piel después del frío del invierno y más cuando el tratamiento se llama Total Spring.

Total Spring de SCHRAMMEK

Ya os aviso que casi me duermo varias veces durante el tratamiento, entre la astenia primaveral, el trabajo presencial, el trabajo de freelance, el blogging… llevaba un tiempo con un ritmo demasiado alto y claro, entonces casi soy capaz de dormirme de pie.

Era mi primera visita a Backstage BCN y me encantó, los espacios son amplios y el trato fue excelente! Así qué puede que vuelva. La cabina donde me hicieron el tratamiento era cálida, con música relajante y velitas. Una maravilla para relajarse.

El tratamiento Total Spring de Schrammek consta de 7 pasos como todo tratamiento empezamos con la limpieza. Ya sabemos que es el primer paso imprescindible de cualquier rutina o tratamiento.

  1. Se desmaquilla la piel con un limpiador en textura mousse a base de bambú, lirio blanco y pantenol, que retira los restos de polución y maquillaje y deja la piel flexible e hidratada. Huele maravillosamente bien y la aplicación es súper agradable, casi como un masaje gracias a la textura mousse.
  2. Se tonifica la piel con una loción muy suave y emoliente que hidrata y regenera la piel a base de extractos vegetales como melisa y caléndula. Tonificar es importante para restablecer el PH de la piel para equilibrarla después de la limpieza.
  3. Se realiza una exfoliación suave con un peeling que combina diferentes algas, camomila y gránulos de jojoba que eliminan las células muertas y favorecen la regeneración celular, dando un extra de luminosidad a la piel. Es importante realizar exfoliaciones de forma regular para asegurarnos que nuestra piel absorbe correctamente todas las cremas, sérums… que aplicamos.
  4. Para rellenar los depósitos de hidratación de la piel y mejorar su tono, se prepara un cóctel con activos para favorecer los mecanismos protectores de la piel y que a la vez aportan energía y luminosidad. Para ello, se combina el serum anti-edad que contiene isoflavonas de soja, centella asiática, extractos de algas y sandía con una ampolla de ácido hialurónico.
  5. Se aplica la mascarilla para potenciar la regeneración celular y fortalecer la función de la piel como barrera. Contiene extractos vegetales que aportan firmeza y estimulan la regeneración. Se deja actuar 10 minutos sobre la piel y se retira el exceso.
  1. Para redefinir el óvalo facial, se realiza el masaje especial de la doctora Christine Schrammek con las ice balls y la crema especial de masaje con ceramidas. Con este masaje, se termina de redefinir el óvalo facial y además se consigue una gran relajación, lo que se traduce en un bienestar físico y emocional, que también ayuda a nuestra piel. Las ice balls, aviso que como su nombre indica, están ¡heladas! El masaje al principio es demasiado frío, pero poco a poco nos aclimatamos y se vuelve relajante con los sonidos que emiten las ice balls al estar rellenos de agua…
  2. Terminamos el tratamiento aplicando la crema “Global Defense Cream”, la última incorporación a la línea de Schrammek, una nueva crema regenerante, que además protege frente las radiaciones solares, tanto contra los rayos UV como los infrarrojos, que son la principal causa del envejecimiento de la piel.

Salí con la piel demasiado brillante para mi gusto, le expliqué a Norma (la encantadora chica de Schrammek) que mi piel estaba muy deshidratada últimamente y entonces me dió un chute de hidratación extra al que mi piel no está acostumbrada y creo que no pudo absorberlo todo. Los días siguientes mi piel ha estado radiante, pero me han salido un par de granitos (nada preocupante). Ahora que ya ha pasado una semana mi piel sigue luminosa y resplandeciente aunque ya está pidiendo otra exfoliación.

El tratamiento Total Spring de Schrammek dura unos 50 minutos y cuesta unos 60€ (dependiendo del centro). Y puedes hacerte con los productos de Schrammek en su tienda online.

Puede que te interese...

Deja un comentario