Zovicrem, clave en la guerra contra las calenturas

Hoy os voy a hablar de un tema un poquito feo, pero creo que os puede ser útil a alguna de vosotras ;)

Hace unos días me levanté con un leve picor en la comisura de los labios y rápidamente puse el piso patas arriba buscando un mini botecito que no encontré, hasta que ya no lo buscaba… (sí, eso tan típico).

Hace años ya que a veces, por suerte muy pocas, me sale alguna calentura en el labio. Aquellas que lo habéis sufrido seguro que sabéis cómo es ese escozor de los primeros momentos antes que salga, ¿verdad?

Por suerte hace ya tiempo descubrí la mejor forma de evitar que las calenturas pasaran de ese estado de hormigueo :) Desde que lo descubrí ya apenas llego a la fase de las ampollas, que además les tengo una manía insufrible… ¿Mi secreto?

Zovicrem

zovicrem

Este mini botecito es mi mejor remedio para las calenturas. Lo aplico en cuanto siento ese hormigueo tan característico, al aplicarlo lo antes posible freno el proceso en seco y no llegan a salirme las calenturas. Pero tendríais que verme cuando siento ese picor, salgo corriendo cual loca a buscar mi Zovicrem porqué sé perfectamente que o lo aplico rápido o me saldrá la calentura y voy a tener una crisis personal de “yo con estas pintas no salgo de casa”.

Realmente he probado varios productos y otros tipos de remedios y nada es comparable al poder del Zovicrem. A los parches tipo los Compeed para las calenturas, les tengo una manía insufrible ya que me parece que no aceleran la curación, sino que reblandecen las ampollas y aún duran más. Y eso de que son invisibles, para mi es como tener una señal de neón indicando dónde tengo una calentura. Y al salirme siempre en las comisuras de los labios, es muy difícil y molesto poner un parche.

El Zovicrem es una crema blanca y densa que se aplica en la zona a tratar (con las manos limpísimas, no seáis cafres) y a medida que se absorbe queda invisible. Después de aplicarla, volver a lavaros las manos porque no deja de ser un medicamento de aplicación tópica. Yo la voy reaplicando cuando siento hormigueo y es mi fiel compañera cuando siento que estoy en temporada de calenturas. En mi caso, estrés…

zovicrem, aplicación

Como os comentaba, esta última vez no encontré mi Zovicrem, ahora ya lo tengo controlado ;) y sentí un pánico absoluto al pensar que iba a salirme una ampolla. Así que cogí un algodoncito, lo empapé en alcohol y estuve aplicándomelo en la zona de hormigueo hasta que se me pasó esa sensación. Sorprendentemente evité que saliera la calentura :)

Con los años voy llevando mejor el hecho de tener calenturas de vez en cuando, pero reconozco que ha habido temporadas horribles. Además desde que supe que aproximadamente el 85% de la población adulta tiene el virus, aunque sea de forma latente, me hace sentir mejor. Mal de mucho, consuelo de tontos, ¿no? Pues yo me siento más acompañada.

Antes de usar el Zovicrem, hablar con vuestro farmacéutico y aseguraros que no tenéis alergia al aciclovir, que es su componente principal. Os dejo la web de Zovicrem que tienen un montón de consejos para evitar las calenturas además de desmontar mitos ;)

zovicrem
Se nota que suele vivir en mi bolso eh…

Puede que te interese...

Deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.